X

Una mujer fue herida por arma de fuego teniendo 34 semanas de emabrazo

La bala había atravesado su útero y sus intestinos, por lo que fue sometida a una cesárea de emergencia para intentar salvar a su bebé

Austin, Texas / Redacción:

Emery Skye, sólo logró vivir 8 días, luego de haber nacido con el cerebro casi muerto tras recibir un disparo mientras aún estaba dentro del vientre de su mamá.

Los hechos ocurrieron el pasado 20 de julio, mientras la mujer se encontraba feliz con la espera de su bebé acomodando ropa y pañales, sin embargo, ese día escuchó que alguien abrió la puerta de su casa con una patada.

“Sorprendida y confundida, me quedé en la habitación hasta que escuché la voz de un hombre preguntando dónde estaba. De repente salí de la habitación sólo para que me encontrara una mujer con un cuchillo. Rápidamente me agarró y rogué y supliqué para que no me apuñalara, que estaba embarazada”, detalló.

Sin embargo, delincuentes armados detuvieron al novio de Desire. Por lo que al parecer iban de parte de alguien que tenía problemas con él.

Hombres alcanzaron a robarse pertenencias y dinero antes de huir, a lo que la pareja salió detrás de ellos para tratar de recuperar sus cosas.

“Miré hacia atrás para ver si estaba bien y luego escuche un disparo”, declaró.

La mujer se enteró que le habían disparado después de sentir un inmenso dolor en el abdomen. “Justo después del ruido del disparo, ya no podía sentir a mi bebe patear y supe que algo andaba mal” señaló la madre.

Así mismo, vecinos de la pareja atendieron a la mujer luego de haber escuchado gritos y disparos en el domicilio y llamaron a emergencias.

Después del terrible impacto, la mujer entró a una cesárea de emergencia. Médicos informaron que la bala había atravesado sus intestinos y su útero y  en el momento en que sacaron a Emery, ya no respiraba.

Además médicos procedieron a resucitar a la bebe cuando informaron que su condición no era favorable.  Luego de que doctores no le daban esperanzas de vida, la recién nacida luchó por su vida durante 8 días.

Finalmente la policía de Austin, Texas, detuvo a los involucrados del gran daño que le causaron a la pareja. Andrew “N”, Kiara “P”, y Alyssa “B” están acusados de robo agravado con delito grave en primer grado con un arma mortal.

Redacción: